terrorismo (de cuello) blanco

-Vanesa Contreras Capó

El pasado sábado, 3 de agosto, volvimos a ser testigos de otra masacre en EE.UU, esta vez en El Paso,  donde murieron 22 personas. Una vez más, como en la gran mayoría de los casos, un hombre blanco racista decide sembrar el miedo y acabar con la vida de otras personas. En lo que va de año, y apenas empieza agosto, el terrorismo blanco ha asesinado en EE.UU a 246 personas. Recuerdo la primera vez que vi el documental de Michael Moore “Bowling for Columbine” en donde se trataba de explicar por qué en EE.UU era tan comunes los “Mass shootings”. Entre las hipótesis que se discutían estaban la violenta historia de EE.UU, la facilidad de conseguir armas en ese país. De hecho el documental empieza con el director adquiriendo una escopeta de regalo por abrir una cuenta de banco; y por último, la que más se refuerza en el documental, es la estrategia del gobierno de controlar al país a través del miedo al OTRO. Un OTRO que es casi todo el mundo, es decir, los que no somos hombres blancos heterosexuales y ricos.

A nadie, a menos que esté cegado por sus privilegios, le cabe duda que esos actos de …terror, son actos terroristas, cometidos por hombres blancos que no siempre estás asociados a ningún grupo aunque sí a una ideología fascista. Sin embargo, este es un terrorismo que se expresa y se hace sentir de muchas formas, y aunque las masacres de personas es su forma más reconocida y de extrema violencia, no es la única forma de impactar y/o intervenir de forma violenta en la vida de los OTROS. Es por eso que pensar en la masacre de El Paso, en la acción de un hombre blanco entrando a un lugar donde compraban personas no blancas a matarlas, me lleva a pensar, entre muchas cosas, en el verano que hemos vivido en Puerto Rico y las miles de razones que nos impulsaban a salir a la calle porque en todas hay un denominador común: terrorismo (de cuello) blanco. 

Terrorismo blanco que utiliza todo tipo de armas para imponerse desde una AK 40 hasta una toga que legitima acciones como las de ICE o las de la ley PROMESA.

Terrorismo blanco que se vale de grupos de matones armados, fuerzas policiales, banqueros, empresarios y un aparato gubernamental que acomoda las leyes en función de esos grupos.

Terrorismo blanco que se edifica y fortalece en los momentos de crisis económica identificando a uno o varios grupos como supuestos culpables de la crisis.

Terrorismo blanco que utiliza el discurso patriótico para crear divisiones y odios y así, bajo la lógica del sálvese quien pueda, fortalecer sus políticas y acciones represivas y violentas.

Dentro de los estudios decoloniales se ha tratado de confrontar la idea de que el fascismo, es decir, el terrorismo blanco, es un elemento extremo que no es intrínseco al sistema capitalista. La vergüenza del holocausto, o mejor dicho de los múltiple holocaustos, se ha tratado de aislar como experiencias ajenas y espontáneas al sistema capitalista. Sin embargo, Cecicilia Zamudio explica en su artículo “El fascismo es herramienta del capitalismo”, por qué el fascismo no es un elemento espontáneo en las sociedades capitalistas, estas se han encargado, a través de la cultura y los medios (entre otros) de incrementar el racismo, el machismo y la explotación de la clases trabajadora. Para Zamudio “El aparato cultural crea las figuras de “chivos expiatorios” sobre los que dirigir la rabia que genera el saqueo capitalista; fomenta la visceralidad desprovista de análisis; explota toda tragedia para manipular imponiendo paradigmas de odio racista; explota toda tragedia o suceso para hacerle propaganda a las fuerzas y estructuras represivas”.

Entender el terrorismo blanco es entender cómo las lógicas imperialistas impulsadas desde los estados modernos las asumen no solo empresas multinacionales, bufetes de abogados y bonistas, entre otros, sino también ciudadanos BLANCOS de estos estados que, aunque no se les considera más allá que para ganar elecciones, se sienten parte del proyecto de blanqueamiento “civilizatorio”. Puerto Rico ha sido, y sigue siendo, víctima de ese terrorismo blanco desde que los blancos llegaron a este continente hasta el mismo día de hoy en donde la corrupción de los banqueros y los bufetes de abogados, las campañas pagadas por las multinacionales y los bonistas buitres han logrado que se hayan cerrado en menos de 11 años más del 44% de las escuelas públicas, que la violencia machista haya aumentado un 100% en un año, que en menos de 10 años se ejecuten 33 mil hipotecas o que más del 90 % del nuestro país lo cataloguen como “opportunity zones”. 

Nos han obligado a ver solo una forma de terrorismo muy a la medida a países imperialistas, pero las masacres como las de El Paso, los innumerables golpes de estado impulsados y subvencionados por el gobierno de EE.UU y la Junta de Control Fiscal en Puerto Rico, son ejemplos claros de un terrorismo blanco que ha sometido a personas y pueblos a todo tipo de violencias y a través del terror.

 

 

*Zamudio, Cecilia.“El fascismo es herramienta del capitalismo”.

http://www.resumenlatinoamericano.org/2018/03/28/el-fascismo-es-herramienta-del-capitalismo/

IMG_3327
foto por Vane

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s