el quejido

 

-Beatriz Llenín Figueroa

Hace tiempo

que mi encierro ya no importa.

Animal de costumbre,

puedo jugar en este armario

de gritos incontenibles.

Soy piedra caliza.

La locura nos

acompaña a diario,

deja su huella estampada

en mi cuerpo

y su metamorfosis.

Volvemos a formarnos en línea

para el desayuno,

el almuerzo

y la cena.

Vivimos esperando que

el animal interior

asome a la superficie

y la piedra se acostumbre al quejido.

(Irizelma Robles, “El animal interior,” en El libro de los conjuros 78)

Como animal de costumbre, al interior del armario de gritos incontenibles que es cada uno de los días que vivo, leo el periódico británico The Guardian. Mi esfuerzo, simple y habitual, por amainar la locura que nos acompaña a diario consiste en llevar registro de las cosas en forma de listas. Es tan dudoso el valor literario del ejercicio como ilusoria la premisa que lo impulsa. Pero siempre acabo volviendo a formarme en línea. En un único día (16 de septiembre de 2019), dicho medio, comprometido con reportar prioritariamente sobre la amenaza apocalíptica que constituye la humanidad para el planeta, informa lo siguiente:

  1. Por años, en un parque tailandés se reprodujeron tigres forzosamente para alimentar una “atracción turística” que consiste en que la gente se retrate con decenas de tigres de fondo. Se generó una extraordinaria cantidad de dinero como resultado de la popularidad internacional de la “atracción.” Hace poco tiempo, se rescataron –o, al menos, eso se suponía– casi ciento cincuenta tigres del parque. Solo han sobrevivido 61. Se achaca la alta tasa de mortalidad a problemas de salud que la reproducción endogámica provoca. La “atracción turística” en cuestión forma parte de una creciente industria de “turismo de vida salvaje” en la región, en la que “por un precio, las y los visitantes pueden montar elefantes, bañarse con ellos, cargar monos y tomarse selfiescon tigres.”
  2. La devastación de las Bahamas tras el paso de Dorian se resume con la cita, “It’s all gone.”
  3. Con los fuegos forestales en el continente africano como precedente, los fuegos en la Amazonía, principalmente el resultado de intereses desarrollistas, continúan ardiendo en aras de la deforestación.
  4. Un nuevo informe económico revela que “el público está proveyendo a la agricultura industrial global más de un millón de dólares por minuto en subsidios, la mayor parte de los cuales fomenta la crisis climática y la destrucción de la vida salvaje.” “Gran parte del total de los subsidios promueve la producción bovina con altas emisiones, la destrucción de los bosques y la contaminación que resulta del uso excesivo de fertilizantes.”
  5. Un estudio científico revela que “la resistencia a los antibióticos [en los delfines] está incrementando, […] fenómeno que refleja la misma tendencia que en los humanos.” El área en el estado de la Florida donde se condujo la investigación con muestras de diversos tipos de delfines desde 2003 hasta 2015 “tiene una gran población humana en la costa y problemas ambientales significativos, que incluyen tanques sépticos, escorrentías y descargas de agua de canales, entre otros.”
  6. Un fotoensayo reporta que los cruceros se han vuelto una “maldición” en el Mediterráneo, provocada por el “híperturismo.” En una ciudad de Croacia particularmente afectada por dicho fenómeno tras haber sido espacio de grabación de la serie Game of Thrones, “en donde antes había librerías, panaderías, carnicerías, salones de belleza y mercados, ahora solo hay tiendas y puestos desouvenirsde mal gusto para turistas, [mientras que] los cruceros queman inmensas cantidades de combustible fósil, provocando contaminación en el agua, el aire y de sonido, así como afectando severamente el ecosistema marino.”
  7. En un reportaje investigativo sobre el tema, el impacto de la crisis climática en la salud humana se explica con el siguiente símil: “es como una insolación en tus pulmones.” Se indica que dicha crisis está enfermándonos más y más, empeorando condiciones de salud en todo el espectro, “desde alergias estacionales hasta afecciones del corazón y los pulmones.”
  8. En Fukushima, ocho años después del triple derrame en la planta nuclear tras el tsunami, la comunidad pesquera local que, a duras penas, ha podido recuperarse, teme la posible descarga de agua radioactiva al océano por parte de Tepco, el operador de la planta nuclear.
  9. A la vez, se reporta sobre la intensificación de la campaña global liderada por la juventud para concienciarnos sobre el cambio climático. Se nos conmina a exigir con toda la energía que seamos capaces de aglutinar las profundas transformaciones que nos urgen para detener el avance desmedido –y mucho más acelerado de lo que proyectáramos hace unos años– de la crisis del plutoceno; es decir, la guerra de aniquilación del capital contra el planeta.

El viernes, 20 de septiembre, Puerto Rico se une al esfuerzo global en nombre de otra vida. El animal interior asomará a la superficie. Al unísono, el quejido será, a la vez, anterior y posterior a la palabra. ¿Lo escucharemos?

Imagen_El quejido
foto por Bea

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s